Our website use cookies to improve and personalize your experience and to display advertisements(if any). Our website may also include cookies from third parties like Google Adsense, Google Analytics, Youtube. By using the website, you consent to the use of cookies. We have updated our Privacy Policy. Please click on the button to check our Privacy Policy.

Biden reivindica sus raíces obreras en Pensilvania y ataca al “multimillonario” Trump

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, regresó este martes a su ciudad natal de Scranton, en el clave estado de Pensilvania, para reivindicar sus políticas a favor de la clase trabajadora y marcar un contraste con el expresidente Donald Trump (2017-2021) . , a quien retrató como un multimillonario alejado de la realidad.

Biden eligió Scranton, una ciudad obrera de 75.000 habitantes, como escenario de un acto de campaña en el que promovió sus planes de aumentar los impuestos a los ricos y en el que retrató a Trump, su rival en las elecciones del próximo noviembre, como un peón de Intereses corporativos estadounidenses.

El presidente comenzó hablando de cómo su padre le enseñó que tener un trabajo “es mucho más que un salario”, es un testimonio de la “dignidad” de la persona y una señal de “respeto”.

“Trump aprendió lecciones muy diferentes. «Aprendió que la mejor manera de hacerse rico es con una herencia», subrayó Biden, que contrastó la realidad obrera de Scranton con el aislamiento de la mansión de Mar-a-Lago (Florida) donde Trump se reúne «con sus amigos». » multimillonarios”.

“Cuando miro la economía, no la veo a través de los ojos de Mar-a-Lago, la veo a través de los ojos de Scranton, y eso no es una hipérbole, es un hecho. La honestidad y la decencia importan, la fe importa, la familia lo es todo”, subrayó Biden.

“Valores de Scranton o valores de Mar-a-Lago. “Esas son las visiones contrarias que existen sobre nuestra economía”, añadió Biden, que fue interrumpido varias veces por los aplausos del público.

Más impuestos para los ricos

En un encendido discurso lleno de referencias a lo que significa “ser de Scranton”, Biden promocionó su plan para aumentar los impuestos en un 25% a los multimillonarios y un 21% a las empresas con un valor de miles de millones de dólares.

“Ningún multimillonario debería pagar menos impuestos que un maestro o un conserje”, dijo Biden.

La propuesta de Biden es aumentar los impuestos a los ricos y a las grandes corporaciones para recaudar 4,9 billones de dólares durante la próxima década para financiar programas sociales destinados a acabar con la pobreza infantil y reducir lo que los estadounidenses pagan por la atención médica.

Con este discurso, la campaña busca replantear la forma en que los votantes piensan sobre la economía: mientras Trump quiere que los estadounidenses se centren en la inflación y las altas tasas de interés, Biden quiere que el debate se produzca a través del prisma de la igualdad.

Con este fin, la campaña de Biden está enfatizando la necesidad de cambiar el sistema tributario para que los ricos paguen más impuestos y ha argumentado que las políticas del presidente están beneficiando a la clase trabajadora.

Pensilvania, estado clave

Pensilvania es clave para ambos candidatos. Trump ya dio un mitin en el este del estado el pasado sábado, mientras que Biden inició este martes una gira de tres días que le llevará el miércoles a Pittsburgh para un discurso ante un sindicato del sector siderúrgico y el jueves estará en Filadelfia. .

Para ser reelegido, Biden necesita conquistar tanto Pensilvania, Michigan como Wisconsin, estados del llamado “muro azul” donde tradicionalmente el Partido Demócrata ha triunfado gracias al sólido apoyo de la clase trabajadora.

En 2020, Biden venció a Trump en Pensilvania por un estrecho margen de 80.000 votos y todo indica que esta vez las elecciones volverán a ser reñidas.

Según el promedio de encuestas realizadas por la plataforma RealClearPolitics, Biden obtendría el 46,3% de los votos y Trump el 46,2%.

La gira de Biden por Pensilvania coincide con el inicio del juicio penal contra Trump en Nueva York, el primero que enfrenta un presidente estadounidense, por falsificar documentos durante la campaña de 2016 para encubrir una aventura amorosa. con la actriz porno Stormy Daniels. EFE