El expresidente nacionalista, Porfirio “Pepe” Lobo Sosa, aclaró que su descontento con el expresidente, Juan Orlando Hernández, se debió a la detención en su casa de su esposa, la exprimera dama, Rosa Elena de Lobo.

“Pero nunca por porcentajes en la distribución de fondos relacionados con aprobaciones irregulares de contratos con empresas de Alianzas Público-Privadas (APP), como lo afirmó Marvin Ponce, exasesor presidencial del presidente Juan Orlando Hernández”, afirmó Lobo Sosa.

Manifestó que no tuvo vinculación con empresas en los últimos 12 años, excepto las de su familia, “aquellas que no se beneficiaron del Estado”.

«Entonces yo nunca – afirmó – tuve negocios con Juan Orlando, ni durante mi presidencia tuve vínculos de ningún tipo con empresas, por lo que dice Marvin Ponce, no es cierto y ciertamente no voy a proceder por la vía legal contra a él» .

“Porque mi descontento con Juan Orlando Hernández surgió el 28 de febrero de 2018, cuando la ATIC del Ministerio Público (MP) detuvo a la ex primera dama, Rosa Elena Bonilla, en mi residencia en la vereda El Chimbo, en relación con el caso La caso. La Caja Pequeña de la Dama”, recordó.

«En ese momento -indicó- allanaron mi casa, detuvieron a doña Rosa, la hicieron desfilar en un vehículo todo el día como un gran premio, y desde entonces no he vuelto a hablar con Juan Orlando, ni por teléfono ni personalmente». «. (JS)