Hace exactamente 25 años, el 11 de abril de 1999, el volante hondureño, Carlos Alberto Oliva, exjugador de Marathón, Real España, Motagua, Vida, Victoria y Platense, se convirtió en el único futbolista hondureño que le ha marcado un gol a uno de los mejores porteros del mundo: el español Iker Casillas, de la selección española y el Real Madrid.

Ese marcador se dio en el Mundial Juvenil Sub-20 disputado en Nigeria, donde la selección bicolor de Honduras dirigida por el «Chelato» Uclés perdió 3-0 y Oliva anotó al minuto 77.

Ver más información aquí