La Organización Panamericana de la Salud (OPS), a través de su subdirectora, la doctora Rhonda Sealey-Thomas, calificó este lunes como un “día histórico” la jornada que la COP28 en Dubái dedicó ayer a los problemas relacionados con el clima y la salud, así como como la iniciativa que sitúa esta materia en el centro de la acción climática.

Un total de 123 países, entre ellos potencias como Estados Unidos, la Unión Europea y Japón pero no las dos naciones más pobladas del mundo, China e India, firmaron la Declaración sobre Clima y Salud de la COP28, por la que reconocen que las emisiones y la contaminación deben reducirse para mitigar los efectos del cambio climático en la salud de las personas.

De esta manera, Sealy-Thomas instó a apoyar a los gobiernos para adaptar sus sistemas de salud a nuevas enfermedades o a su aumento, en un camino en el que considera que se debe trabajar bajo “principios de solidaridad” en los que todos los países se ayuden entre sí para lograr avances. .

En un panel organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo, la viceministra de Salud de Panamá, Ivette Berrío, advirtió que su país sufre un aumento de casos de dengue y malaria, derivados del aumento de la población de mosquitos debido al calentamiento global. .

“Durante décadas hemos sido referente en el control de esta plaga, pero en el último año se ha disparado en tres regiones del país. Entonces hemos tenido que reactivar esos programas que habíamos descuidado por el abordaje del COVID-19”, reconoció Berrío.

Además, consideró necesario que, para abordar estos problemas, se cuente con el apoyo financiero de entidades internacionales que conozcan las particularidades de la región; sumado a un enfoque multisectorial que toma en cuenta diversos aspectos como las políticas sociales, económicas, ambientales y, por supuesto, de salud.

Finalmente, la investigadora de la revista especializada The Lancet, Stella Hartinger, reveló que los efectos del cambio climático están acelerando “desproporcionadamente” las consecuencias en “poblaciones vulnerables de América del Sur”, donde se espera que el aumento de enfermedades relacionadas con el clima sea de un 35 % más en la próxima década. EFE