La efectividad de la Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador para obtener condenas ha disminuido en los últimos años, pese a la vigencia de un régimen excepcional desde 2022, mientras que la impunidad directa ha aumentado, según un estudio de la organización Acción Ciudadana difundido este viernes .

“Si bien en los últimos tres años (2021-2023) se incrementó considerablemente el presupuesto de la FGR, no se refleja un aumento sustancial en el número de casos judicializados y la obtención de condenas”, indica el estudio.

Entre sus conclusiones, se señala que “los datos muestran que la efectividad se ha reducido respecto del periodo 2017 a 2020” y que “el número de casos iniciados en la FGR son los más bajos de la década”.

El estudio mide la efectividad comparando el número de condenas dictadas por los tribunales con el número de casos iniciados por la Fiscalía. Los datos indican, según Acción Ciudadana, que dicha efectividad no supera el 10%.

Acción Ciudadana destaca que “el porcentaje de casos judicializados ha tenido una disminución considerable, pasando del 53% en el periodo 2019-2020, al 25% y 28% en los dos últimos periodos, a pesar de existir un régimen de excepción vigente. ”.

El Salvador se encuentra bajo este régimen, que suspende las garantías constitucionales y en el que el Congreso ha aprobado reformas para acelerar los procesos de más de 78.000 detenidos, desde marzo de 2022 y ha sido prorrogado en 20 ocasiones por periodos de 30 días.

La organización civil advierte que “también se ha observado un aumento en el porcentaje de impunidad directa en los últimos tres períodos, a pesar de contar con un presupuesto mayor que años anteriores”.

“Al analizar la impunidad directa de los últimos tres períodos, el promedio es de 90,26%, reflejando un ligero aumento respecto de los períodos de 2017 a 2020”, afirma la organización. EFE