Our website use cookies to improve and personalize your experience and to display advertisements(if any). Our website may also include cookies from third parties like Google Adsense, Google Analytics, Youtube. By using the website, you consent to the use of cookies. We have updated our Privacy Policy. Please click on the button to check our Privacy Policy.

Enorme destrucción forestal y casas quemadas por incendio en La Tigra

El terrorífico incendio forestal que se desató en el primer parque nacional de La Tigra ha dejado unas 400 hectáreas de bosque quemadas, además de un hotel y dos viviendas destruidas, además de los efectos tóxicos sobre el medio ambiente por el gran humo que se ha extendido a la zona. capital.

Según datos preliminares, a la espera de confirmación mediante seguimiento satelital, más de 400 hectáreas de bosque fueron quemadas, según un informe proporcionado por el Instituto de Conservación Forestal (ICF).

Por otra parte, el director ejecutivo de la Fundación Amitigra, Rufo Paredes, estimó ayer que en el último incendio quedarán afectadas unas 1.000 hectáreas de bosque en esa zona cercana a la capital, sumando unas 5.000 en los últimos años.

Por su parte, autoridades y técnicos ambientales del Instituto de Conservación Forestal (ICF) informaron que el gran incendio forestal ya está controlado en un 95 por ciento, especialmente en la zona de amortiguamiento de La Tigra, considerada el “pulmón” de Tegucigalpa.

La Tigra es de suma importancia para la capital, porque de esa zona boscosa se obtiene aproximadamente el 30 por ciento del agua que se incorpora a la red de abastecimiento del servicio público.

El incidente, que se produjo el lunes anterior, afectó a la zona de amortiguamiento del área de reserva en varios frentes.

Ayer, los guardabosques continuaron apagando las luces dejadas por el incendio forestal en los “pulmones” de la capital.

DAÑOS SEVEROS A LA FLORA Y FAUNA

El ecocidio supuestamente provocado por pirómanos o pirómanos provocó graves daños a la flora y fauna de la región.

Los últimos focos de fuego se desplegaron en dos viviendas abandonadas y en un hotel, situados cerca de la zona de amortiguamiento. Personal militar, socorristas, bomberos y voluntarios continúan extinguiendo el incendio en las veredas Corralitos, El Carpintero, Miralago y Casa Quemada, ubicadas al norte del Distrito Central.

En estas zonas boscosas se registraron los mayores focos desde el pasado lunes 18 de marzo por la tarde.

Para enfrentar el incendio se requirió una estrategia conjunta con el apoyo de cuadrillas del ICF, integrantes del Comando de Apoyo a la Gestión de Ecosistemas y Medio Ambiente (C9), Fuerzas Armadas (FF. AA.), Cuerpo de Bomberos, voluntarios de la Fundación Amitigra, Grupo Pantera.

Empleados de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y una destacada participación de

voluntarios, la mayoría locales y originarios de La Tigra.

Unas 500 personas pusieron en riesgo sus vidas para controlar el incidente en esa zona boscosa cercana a Tegucigalpa.

LABOR HEROICA DE LOS “BOMBEROS”

Durante más de 40 horas, todos los “extintores” intervinieron juntos en la zona, logrando controlar el incendio que amenazaba con quemar más viviendas en la zona boscosa adyacente a la capital.

Además, con el apoyo de helicópteros de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), se realizaron más de 20 descargas de agua para reducir el incendio forestal.

Debido a las altas temperaturas, cuadrillas forestales mantuvieron una vigilancia constante en la zona donde se desarrolló el incendio La Tigra, para extinguir por completo las pequeñas llamas que pudieran reactivarse.

Ayer se sumaron más de 260 militares de la Fuerza Ejército, debidamente equipados, para continuar con las medidas preventivas, principalmente refrescando las zonas afectadas.

Dos casas quedaron completamente quemadas a medida que se extendía el incendio forestal.

INCENDIOS MÚLTIPLES

Hasta la fecha, según estadísticas del ICF, se han registrado 685 incendios forestales, con 33.976 hectáreas afectadas, con una disminución del cinco por ciento en la superficie afectada respecto al mismo periodo del año pasado.

En total, se han registrado 497 incendios en bosques que afectan a 30.681 hectáreas y unos 85 incidentes se produjeron en zonas protegidas.

Según la tendencia, más del 60 por ciento de los incendios ocurren en bosques de propiedad privada.

A la población hondureña «exhortamos a denunciar a los pirómanos al Sistema Nacional de Emergencias 911, porque iniciar un incendio forestal es un delito con daños incalculables a la calidad del aire, fuentes de agua, vida silvestre», entre otros, instó el titular del ICF, Luis Solís. (JGZ)

Dos casas quedaron completamente quemadas a medida que se extendía el incendio forestal.
Las grandes llamas destruyeron un hotel que funcionaba en la zona boscosa conocida como Corralitos, zona de amortiguamiento de La Tigra.
Datos del Instituto de Conservación Forestal (ICF) indican que unas 400 hectáreas de bosque fueron destruidas por el aterrador incendio.