La agenda prevista para este sábado por el Papa Francisco fue cancelada porque el pontífice se encuentra en “estado gripal leve”, anunció hoy el Vaticano.

«Las audiencias del Santo Padre previstas para esta mañana quedan canceladas debido a un ligero cuadro gripal», afirmó la Santa Sede en un breve comunicado.

El 6 de noviembre, el propio Francisco explicó, con voz cansada, que no se encontraba bien de salud y que prefería no leer el discurso que había preparado para recibir a los rabinos europeos, pero no interrumpió las actividades que tenía en su agenda.

“Buenos días, os saludo a todos y os doy la bienvenida. Gracias por esta visita que me gusta tanto, pero sucede que no estoy bien de salud y por eso prefiero no leer el discurso sino dártelo y que tú lo tomes», dijo el Papa con una Voz cansada y algo ronca.

Más tarde, ese mismo día, el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, aclaró que el Papa estaba “un poco resfriado”, pero sus actividades continuaron con regularidad. EFE