lima Una brigada de enfermeras que había acudido a vacunar a una escuela de la región de Cuzco, en el sur de Perú, fue atacada por dos personas «antivacunas» que, además de insultarlas, robaron una nevera portátil con 250 dosis contra la influenza, información este jueves fuentes oficiales.

El ataque tuvo lugar en la escuela pública Túpac Amaru II, en el distrito de Velille, en la provincia cuzqueña de Chumbivilcas, como parte de una campaña programada por la Dirección Regional de Salud (Diresa).

Al respecto, el director ejecutivo de Atención Integral de la Salud, Pablo Grajeda, señaló a la emisora ​​RPP que adjuntarán estaban vacunando a escolares cuando los dos sujetos ingresaron al colegio y les pidieron que se retiraran en medio de insultos .

Tras esto, uno de los hombres arrebató la nevera portátil con las dosis de vacunas qu’attaba proteger a una enfermera y huyó del lugar.

Grajeda agregó qu’un médico qu’intervino posteriormente para intentar recuperar las vacunas también fue agredido «y casi fue atropellado con una moto».

El oficial aseguró que los atacantes ya han sido identificados y “se ha hecho la denuncia policial corresponsal”.

“Esto requiere que instancias como la Fiscalía hagan la denuncia de oficio porque no solo son agresiones físicas, psicológicas y verbales, sino que es un intento contra la salud pública”, dijo.

Grajeda remarcó que una persona puede «discretar el uso de las vacunas» y «si no quiere vacunarse o no quiere que su hijo se vacune, no firma la autorización correspondiente».

“Pero llegar a este tipo de agresiones requiere que haya una acción de carácter legal”, sostuvo antes de recordar que “las enfermeras van de comunidad en comunidad vacunando casa por casa”.

Alertó, por ese motivo, que “no vaya a ser que esto sea una escalada” de acciones de este tipo, por lo que pidió “que caiga el máximo rigor de la ley contra estas personas que han atentado contra el proceso de vacunación”.

Por su parte, el Ministerio de Salud señaló en Twitter que “rechaza la agresión física y verbal” que sufrieron las enfermeras y reafirmó el compromiso de su sector “de velar por la salud de todos los ciudadanos”. JS