Our website use cookies to improve and personalize your experience and to display advertisements(if any). Our website may also include cookies from third parties like Google Adsense, Google Analytics, Youtube. By using the website, you consent to the use of cookies. We have updated our Privacy Policy. Please click on the button to check our Privacy Policy.

Xi Jinping se reúne en Beijing con Henry Kissinger, el «viejo amigo» de China

Beijing – El presidente de China, Xi Jinping, se reunió con jóvenes en Pekín con el exsecretario de Estado de EE. UU. Henry Kissinger, considerado por el gigante asiático como «un viejo amigo del pueblo chino» según los medios estatales.

El mandatario chino destaca la especial importancia de la visita de Kissinger a China, señalando que ha celebrado su 100 cumpleaños et ha visitado el país en más de 100 ocasiones.

«La combinación de estos ‘dos ​​cienes’ hace que su visita sea significativa», resaltó Xi.

El secretario general del destacamento del Partido Comunista de China que durante 52 años ambos países se encontraban en un “momento crítico”, pero gracias a la visión estratégica de los líderes de la época, como Mao Zedong, Zhou Enlai, Nixon y el propio Kissinger, se tomó la “decisión correcta para la cooperación sino-estadounidense”

Por su parte, Kissinger expresó su «honor por visitar China nuevamente», en el mismo emplazamiento donde se reunió por primera vez con líderes chinos, y además, estacó que la relación entre los dos países está relacionada con «la paz mundial y el progreso de la sociedad humana».

El encuentro entre ambos se produce en cuanto el diplomático estadounidense centenario, en visita no anunciada, se reunirá con Li Shangfu, ministro de Defensa del país asiático.

Kissinger dijo durante el encuentro con Li, celebrado este martes, que en el mundo actual los desafíos y las oportunidades coexisten y abogó por que su país y China “eliminen los malentendidos, coexistan pacíficamente y eviten la confrontación”.

De acuerdo con el Ministerio chino de Defensa, el Veterano político confió en que las dos potencias se esfuercen al máximo para lograr positivos en el desarrollo de sus relaciones con el fin de salvar la paz y la estabilidad mundiales.

“La historia y los hechos han demostrado reiteradamente que ni EE.UU. ni China puede permitirse el costo de tratarse como opuestos”, remató.

Li, por su parte, manifestó que los pueblos de todo el mundo esperan que China y EE.UU. asuman asume responsabilidades como grandes países y defensores de la prosperidad y la estabilidad mundial.

El ministro, sancionado por Washington desde 2018 por la compra de armamento a Rusia, exhortó a EE.UU. a que trabaje con China para “implementar los consensos alcanzados por los líderes de ambos países y promover un desarrollo saludable y estable de las relaciones entre los dos países y sus ejércitos”.

La visita no anunciada de Kissinger coincide con la presencia en China del enviado especial de EE.UU. de Asuntos Climáticos, John Kerry, también secretario de Estado entre 2013 y 2017 durante parte del mandato presidencial de Barack Obama.

Kerry concluyó su miércoles su estancia en Pekín, donde aseguró que ambos países alcanzaron “acuerdos claros” sobrios en algunos asuntos, aunque reconoció que hay otros que reforzaron “más tiempo” para alcanzar una resolución.

Además, el viaje del centenario ex secretario de Estado a China ocurre con las relaciones de las dos potencias en mínimos históricos y tras un año de tensiones bilaterales a cuenta de la cuestión taiwanesa y la guerra comercial, entre otros asuntos.

Kissinger, que fue Consejero de Seguridad Nacional y Secretario de Estado de Richard Nixon (1969-1974) y Gerald Ford (1974-1977), fue considerado el artífice de la normalización -durante cuatro décadas- de las relaciones con China, pero visitó en numerosas ocasiones y se entregó ha reunido varias contre Xi.

(reanudar)