Our website use cookies to improve and personalize your experience and to display advertisements(if any). Our website may also include cookies from third parties like Google Adsense, Google Analytics, Youtube. By using the website, you consent to the use of cookies. We have updated our Privacy Policy. Please click on the button to check our Privacy Policy.

Constructor mató a su pareja, hijo, suegra y bisabuelo mientras dormían

Luego de nueve años prófugo de la justicia, un constructor fue capturado en España y procesado en los tribunales del país por el crimen de su pareja de hecho, su hijo de 18 meses, su suegra y la abuela del niño. abuelo.

Edwin Ovidio Martínez Díaz (31 años) enfrenta cargos de parricidio y homicidio simple en perjuicio de María Ángela Villanueva Alfaro (41) (suegra), su hija Maryori Sofía Bonilla Villanueva (16), esposa del imputado, el niño Jack Francisco Martínez Bonilla (hijo del imputado) y el bisabuelo del niño, Lázaro Villanueva.

El crimen del bebé y sus tres familiares ocurrió el domingo 28 de agosto de 2014 en el pueblo de las cañadasdel municipio de Candelaria, departamento de Lempira, cuando fueron atacados por Martínez Díaz cuando dormían.

Ese día a las 6:00 pm los pobladores escucharon disparos contra la casa de María Ángela Villanueva, pero nadie se interesó en ir a ver qué había pasado.

El lunes alrededor de las 6:00 horas, algunos de sus familiares y vecinos del pueblo llegaron a la casa de Villanueva porque vieron que la casa permanecía cerrada y escucharon gritos.

Regresó de Estados Unidos y ese día desapareció del parque de San Pedro Sula

Al ingresar encontraron muerta a María Ángela Villanueva Laínez y al niño, quien era hijo de Maryori Sofía Bonilla. En la casa también encontraron heridos a Maryori Sofía y a su abuelo Lázaro.

La joven Maryori Sofía y su abuelo fueron trasladados al hospital gualcinse. Maryori Sofía falleció en ese centro asistencial, y don Lázaro Villanueva fue trasladado al hospital Mario Rivas de San Pedro Sula, donde falleció.

Las investigaciones de la Policía Establecen que el crimen fue cometido por Edwin Ovidio Martínez Díaz por celos. En coordinación con las autoridades españolas, agentes de la Unidad de Interpol del Dirección de Investigaciones Policiales (DPI) logró la captura en ese país de Martínez Díaz, quien era buscado internacionalmente por los delitos de parricidio y homicidio simple.